>

Apúntalo para que no se te olvide…

Dicen que había una pareja de viejitos que van a hacerse un chequeo y el doctor les dice que están perfectamente, a lo que la viejita le responde:
«Sí, físicamente estamos bien, pero a los dos nos falla mucho la memoria».
El Doctor les dice
Entonces lo que deben de hacer es apuntar las cosas.
El matrimonio se va a su casa, y por la madrugada la anciana se despierta, y le dice al marido:
«Me gustaría tomar una bola de helado de vainilla».
Anciano: Voy ahora mismo a la cocina.
Anciana: Está bien, pero… ¡Apúntalo!
Anciano: No digas tonterías, no me hace falta.
Anciana: También ponle fresas al lado………. ¡Apúntalo!
Anciano: No digas tonterías, para ir a la cocina, por una bola de helado de vainilla con fresas, no lo voy a apuntar.
Anciana: Y ponle chocolate ¡Apúntalo!
Anciano: ¡No seas pesada! ¡No me hace falta apuntar nada!
El anciano va a la cocina, y al rato aparece con un plato de huevos fritos con jamón. La anciana al verlo, le reclama:
¿Ves lo que pasa, por no apuntar las cosas?… ¡Se te olvidó el pan tostado!!!!