>

Chiste: el abuelo adolorido

Llega un señor mayor a su consulta con su geriatra:

– Mire, estoy preocupado porque últimamente he tenido dolores en todas las partes del cuerpo. Cuando me toco la cabeza, me duele, cuando me toco el pecho, me duele; me toco el estómago y me duele también. Me toco la cadera y las piernas y me duele. ¿Qué tengo?

– Lo que usted tiene es ¡el dedo roto!