>

Chiste: las ganas de fumar

Llega un señor de edad a su casa y saluda a su esposa:

-Hola, vieja, ya vine ¿me extrañaste?

-Sí, viejo, ¿en dónde andabas?

-Ya te había dicho que fui a esa clínica para que te quiten las ganas de fumar, vieja.

-Ay, viejo, ¡pero de todas formas estás fumando!

-Sí, pero sin ganas.