>

Chiste: remedio para las canas

Llega una señora a la farmacia y le pregunta al encargado:

– Joven, ¿qué tiene para las canas?

A lo que el empleado le responde:

– Un gran respeto señora, un gran respeto.