>

Consejos para sobrellevar la cuesta de enero

Los gastos excesivos destinados a las fiestas, los obsequios navideños y la mala planeación del presupuesto hacen que más de uno sufra la terrible ?cuesta de enero?. Aunque es mejor prevenirla que superarla, aquí algunos consejos que dan los expertos para que no te resulte tan pesada.

Aunque la manera ideal de superar la cuesta de enero es previniéndola, nunca es tarde para tomar medidas para que ésta sea más llevadera y menos perjudicial para tu bolsillo. Te recomendamos tomar estas medidas emergentes e ir planeando un presupuesto para todo el año que acaba de comenzar:

Gasta sólo lo necesario: olvídate de la inercia de comprar que trae la época navideña; haz un esfuerzo por adquirir sólo lo necesario y habla con los miembros de tu familia para que intenten lo mismo.

Cubre primero las deudas inmediatas: si tienes cuentas por pagar, hazlo primero con las que te podrían generar intereses.

No tomes el primer crédito que te ofrezcan: si consideras solicitar un préstamo, compara las opciones. Algunas instituciones pueden ofrecerte cómodos pagos, pero en total terminarás pagando una cantidad mucho mayor a la que solicitaste.

Cobra deudas: aunque mucha gente puede estar atravesando dificultades económicas, podrías intentar recuperar algo de dinero si hiciste algún préstamo el año pasado.

Sal menos de casa: además de que evitarás gastar de más, tendrás menos probabilidad de contraer enfermedades respiratorias, pues durante inicio de este año se esperan temperaturas muy bajas en el territorio nacional.

Vende tus regalos por internet: si en navidad recibiste algún presente que no fue de tu agrado, puedes venderlo en alguna página de compra y venta por internet. Es una práctica cada vez más recurrente y es mucho mejor que guardar tus regalos y no darles uso. Al recibir el dinero, agradecerás el doble a quien te lo haya obsequiado.

Aprovecha las rebajas: si de cualquier forma te es difícil dejar de comprar, puedes aprovechar las rebajas de enero que ofrecen las tiendas de ropa y departamentales.

Pero quizá lo más importante para evitar la cuesta de enero, pero del año que viene, es primordial que realices un presupuesto en el que lleves control de tus entradas, tus gastos y qué porcentaje estás dispuesto a utilizar para rubros como salud, hogar, ahorro y diversión.