>

¿Qué me Gusta de Tener más de 50 años?

Me gusta, debería decir que me encanta, tener los mejores compañeros en esta etapa de la vida, Dios que nos protege, nos da fuerzas y está siempre a nuestro lado y Lupita, mi Señora, que siempre me quiere acompañar a todas partes aunque sea a cambiarle aceite al coche o a comprar un folder a la esquina. Mi Señora no solo me acompaña, cree en mí, me hace feliz, me alegra la vida, me anima, me escucha, me aconseja, me cuida, me consiente, me tiene paciencia, me lleva la contraria siempre que no está de acuerdo y todo eso mientras trabaja sin parar y se reinventa porque después de que cumplió los cincuenta se ha vuelto escritora y repostera.

Me gusta que he visto crecer a mis hijos, terminar sus estudios, encontrar a sus parejas, buscarse un proyecto de vida, explorar el mundo hasta encontrar un lugar en el que establecerse, convertirse en buenas personas y próximamente me tocará ver a nuestro primer nieto o nieta.

Me gusta, que con la ayuda de mi Señora, mis Hermanos y mis Cuñadas, pude cuidar a mis Papás en su vejez, acompañarlos al doctor, festejarles su cumpleaños, invitarlos en Navidad y tratar de consentirlos.

Me gusta que ahora veo más a José Luis mi hermano, súper compadre y cómplice incondicional, con el que me ha tocado vivir tantas cosas y que siempre está dispuesto a escuchar, a ayudar y a dar un gran abrazo.

Me encanta que ahora han cambiado un poco los papeles y me ha tocado recibir detalles y regalos de mis hijos, algunos de ellos emocionantes, a veces un taco en una banqueta, a veces un paseo o una cena de cumpleaños.

Por supuesto me gusta tener amigos con los que he estado en la universidad, en serenatas, viajes, bodas, bautizos, primeras comuniones, enfermedades, velorios y con los que puedo platicar “más mejor”, como dice la gente del pueblo, que cuando era más joven.

Me gusta la vida y al haber vivido más años he visto más amaneceres, más atardeceres, más lunas llenas, he platicado más, he dado más abrazos, más besos, he comido cosas ricas, he paseado, he caminado por la playa, he visto muy buenas películas, he vivido momentos inolvidables como cuando mi esposa salió del hospital el día en que cumplíamos 25 años de casados y nuestros hijos nos organizaron una cena sorpresa en familia o cuando uno de mis hijos y su esposa que viven a varias horas de viaje en avión, vinieron a traerle serenata a mi esposa el día de su cumpleaños. También me ha tocado ver cosas sorprendentes como a un presidente que no era del PRI, a un Papa Latinoamericano, a la Selección Mexicana de Futbol que gano la medalla de oro en los juegos olímpicos de Londres y a los directores cine de México ganar el Oscar cuatro años seguidos.

Espero que estos años que Dios me ha permitido vivir me hayan ayudado a convertirme en una mejor persona, no nada más a acumular canas y arrugas.

 

-Antonio