>

Rituales para año nuevo

La noche del 31 de diciembre, muchas personas suelen practicar rituales con la finalidad de que no les falte salud, dinero y amor durante el año que comienza. Aquí te ofrecemos  un recuento de algunos de ellos que, funcionen o no, resultan de lo más divertido, alegran la velada y fomentan la convivencia con todos los miembros de la familia.

Comer 12 Uvas: es un ritual que prácticamente todos llevamos a cabo, seamos o no supersticiosos, pues se ha arraigado como una tradición más a la hora de recibir al año nuevo. Se acostumbra comer una uva por cada campanada cuando dan las 12 de la noche, y pedir un deseo por cada una.

Pasear con una maleta: se suele tomar una maleta de viaje y dar la vuelta a la manzana con ella, pues esto, se supone, traerá viajes y aventuras para quien lo haga. Aunque, por la situación de inseguridad que vivimos, es prudente limitar esto  a dar sólo unos pasos por la calle y regresar de inmediato.

Barrer la entrada: con la finalidad de deshacerse de las malas vibras y la mala suerte, luego de que suenen las 12 campanadas, se toma la escoba y se barre el polvo de la entrada hacia afuera.

Ropa interior de colores: para que el amor no falte, se debe portar de color rojo durante la cena de año nuevo y para que no falte el dinero, ésta deberá ser amarilla.

Plato de lentejas: además de los deliciosos y tradicionales platillos navideños como el pavo, el bacalao y los romeritos, se debe comer un buen tazón de lentejas para que el dinero no falte en todo el año. Cada leguminosa representa una moneda que se supone, nos llegará el próximo año.

Borreguitos de la abundancia: las simpáticas figuritas que llevan en el pecho una moneda real o de chocolate, deben colocarse justo en la entrada de la casa, pues la lana representa la abundancia y la buena suerte; para que esto no falte en el hogar, el borreguito debe ser renovado año con año y es mejor si alguien te lo regala.

Si bien todos estos rituales son más cercanos a las supersticiones y no son garantía de que la persona que los practique tendrá suerte, sí  son una buena forma de amenizar la cena de año nuevo y de integrar a toda la familia con estas divertidas costumbres. Aunque las buenas intenciones sean muy poderosas, la verdadera razón de tener salud es cuidándonos; para tener amor basta con fomentar el cariño, el respeto y la tolerancia con los que te rodean, y para tener dinero no hace falta más que esforzarte, trabajar y administrar bien tu cartera.